EL AMADO - Swami Ramdas

¿Qué hay más dulce en el mundo que estar en comunión con el Amado Eterno? Él es tu amigo y compañero que nunca flaquea. Él reside en el aposento interior de tu corazón y está también presente en todas partes a tu alrededor. Él es el alma de tu alma, la vida de tu vida. El sentido absoluto. Tú y Él sois uno.

Si este amor de íntima camaradería no inspira tu vida, aunque poseas todas las demás cosas, tu vida es vida en vano.
Ve a tu Amado en la casa de todos los seres y criaturas.


En verdad, Él es el universo entero. A cualquier parte que te vuelvas allí está Él. La bendición de Su presencia es inenarrable. ¿Por qué huyes de él y buscas encontrar la paz en la frialdad? Deja que tu vida se una a Su vida, que es la vida universal. Él es la calma, la serenidad, el espíritu inmutable y, al mismo tiempo, es el hacedor del mundo. Él baila en los corazones de todos los seres y criaturas. Él es al mismo tiempo sabiduría, poder y amor.


¡Cuán bellas son las imágenes en las que Él aparece! Él es la esencia de toda grandeza y majestad. Él es la sonrisa en la cara de un niño inocente y el poder que se asienta en la frente del rey. Él es el amor que burbujea en el corazón del santo. Él es el resplandor que brilla en toda la creación.  ¿Qué puede describir Su grandeza? ¿Por qué hablar de Él en términos filosóficos abstractos, siendo el auténtico néctar que puedes beber y disfrutar? Él impregna tu estructura física y hormiguea en cada átomo de ella.


Swami Ramdas