¿Has sufrido de ALUCINACIONES alguna vez? - Aqui te lo explicamos

Algunas veces hemos sabido de personas que dicen sufrir alucinaciones, escuchan que les llaman o miran cosas extrañas, incluso nosotros mismos ya hemos sufrido algún episodio parecido. Una forma sencilla de explicar el misterio de las alucinaciones es que éstas son espejismos visuales o auditivos, que reflejan la constante actividad de nuestra mente que a veces pierde la conexión con la realidad.

Uno de los experimentos a través de los cuales fue estudiado el misterio de las alucinaciones se llevó a cabo en Minnesota, Estados Unidos, en cámara anecoica diseñada por los Laboratorios Orfield, el cual según el libro Guinness de los récords es el lugar más silencioso del mundo, ya que las paredes de acero y fibra de vidrio absorben el 99,99 % del ruido. Esto crea un vacío sensorial que se torna insoportable; absolutamente nadie es capaz de soportarlo más de cuarenta y cinco minutos sin volverse majareta. En verdad, pasados los veinte minutos, la mayor parte de las personas que continúan ahí comienzan a percibir cosas extrañas.

Lee tambien: Despójate del SENTIMIENTO DE CULPA y las RELACIONES TOXICAS

Una de las teorías para explicarlo es que la mente malinterpreta el murmullo de la sangre que pasa por los oídos, pues el cerebro no soporta estar inactivo e inventa realidades paralelas. Asociadas normalmente a trastornos mentales o al consumo de drogas, las alucinaciones son, sin embargo, un fenómeno bastante frecuente y que ocurre porque nos toma un tiempo diferenciar entre la realidad interna y la consensuada, compartida por la sociedad.

Situaciones como el estrés, la falta de sueño, las caídas de los niveles de azúcar en sangre y, como hemos apuntado ya, la privación sensorial puede hacernos alucinar. Un caso conocido es el del Síndrome de Charles Bonnet, que experimenta el 10 % de las personas con enfermedades oculares y pérdida visual. Los afectados ven patrones coloreados, personas o animales que no existen. Aunque en este caso deberíamos hablar de pseudoalucinaciones, pues el paciente es consciente de que los espejismos han sido fabricados por su mente.

Te resultara interesante: Despójate de todo lo NEGATIVO con este sencillo ritual con VINAGRE y SAL

El síndrome de Charles Bonnet confirma la idea de que nuestra masa gris no deja nunca de trabajar, y que, cuando no recibe estímulos exteriores, llena los huecos por su cuenta. Los expertos han confirmado que la sensación de realidad surge, porque se activan las mismas zonas neuronales que cuando contemplamos u oímos algo del mundo objetivo.

El misterio de las alucinaciones puede ser explicado por un cortocircuito neuronal

El problema surge cuando se interrumpe o deteriora la conexión entre la corteza sensorial y otras áreas encefálicas, como la corteza prefrontal –sede del pensamiento y las decisiones– o el hipocampo –centro de operaciones de la memoria–, encargadas de discernir la realidad interior de la exterior.


Fuente: Muy Interesante