Aceptacion de uno mismo para evitar el RECHAZO

La aceptación de nosotros mismos, con nuestros defectos y limitaciones, es algo básico para conducirnos en la vida con seguridad y sin miedo a ser rechazados.

De la misma forma que aceptas las debilidades y los defectos de las personas que quieres, debes aceptar tus limitaciones y autoestimarte. No es conveniente ser demasiado exigente y perfeccionistas con nosotros mismos, sino aceptarnos tal como somos, intentando, eso sí, mejorar de acuerdo con nuestras posibilidades.

El siguiente ejercicio te ayudara a adoptar esa actitud:


Cierra los ojos e inspira profundamente. Siente como el aire entra y sale de tus pulmones. Aleja los recuerdos, los proyectos, los planes. Quédate en el presente, en el aquí y ahora. Aquieta tu mente.

Inspira por la nariz y al expirar imagina que te liberas de la tensión. Tu cuerpo, atraído por la fuerza de la gravedad, se hunde, se suaviza Respira muy despacio, mientras relajas cada una de las partes de tu cuerpo (los pies, las piernas, los muslos, la pelvis, la columna) hasta llegar a la coronilla, soltando cualquier tensión y rigidez.

Toma conciencia de que tu presencia en el mundo da felicidad a los demás. Siente como el amor te envuelve, te acaricia, te mece. Se trata de un sentimiento que nada tiene que ver con el egoísmo. Es amor, es deseo de felicidad hacia ti mismo. 

Vas a acabar con todos aquellos conceptos que te rompen la vida, la felicidad, la armonía


Di a ti mismo:

TE QUIERO (a continuación, di tu nombre)

Aun sabiendo los defectos, las imperfecciones, los múltiples errores, los momentos de la ira, de apego, de envidia, de crueldad nada es razón de peso para no amarte. Vibra, que todo tu cuerpo vibre con amor, un amor que te envuelve te acaricia, te abraza Tú conseguirás ser feliz, sin condiciones, sin negar tus defectos. Mereces el amor y mereces que te quieran. Siéntelo así. Disuelve esas resistencias que te impiden quererte, los sentimientos de culpa, los prejuicios, las acusaciones.

Lentamente, ve moviendo tu cuerpo. Haz una inspiración profunda y sal del estado de relajación conservando las sensaciones percibidas.



No dejes de visitar: LA TIENDA DE GRAHASTA en donde podrás encontrar los distintos servicios que presto en mi consultorio.